BARRIOS MARGINADOS

Normalmente alejados de las guías turísticas de nuestras ciudades encontramos los barrios que han sido marginados y desatendidos por las administraciones locales, los políticos y los empresarios, donde se encuentran viviendo las personas en situación de pobreza que la ciudad, en su continua búsqueda de beneficio, ha ido olvidando.

Viviendas encima del contaminado canal de Khlong Toei que da nombre al barrio de chavolas de la ciudad de Bangkok.

Normalmente alejados de las guías turísticas de nuestras ciudades encontramos los barrios que han sido marginados y desatendidos por las administraciones locales, los políticos y los empresarios, donde se encuentran viviendo las personas en situación de pobreza que la ciudad, en su continua búsqueda de beneficio, ha ido olvidando.

Son barrios con elevadas tasas de desempleo, mucha precariedad laboral, pobreza, malas condiciones de vivienda y de salud y con pocos o ningún tipo de equipamiento para la vida comunitaria. En estos barrios encontramos las esperanzas de vida más bajas de las ciudades, con diferencias con los barrios ricos que podrían ser propias a las que se dan entre países del norte y del sur global. Gente de la misma ciudad, separados por pocos kilómetros, o incluso metros, pero que viven entre 10 y 20 años menos que sus vecinos. Y no solo se trata de la longitud de la vida sino de la calidad de la vida y del tipo de vida que merece la pena ser vivida y que, nada parece importar a las administraciones y gobiernos que los dejan de lado mientras no paran de invertir en otras zonas de la ciudad.

Guryong Village, Seúl. Uno de los barrios de chavolas que todavía quedan en la ciudad, una de las más ricas del mundo. Al fondo de se puede ver el complejo de rascacielos de lujo Samsung Tower Palace, situado a 20 minutos andando.

En estos barrios encontramos las esperanzas de vida más bajas de las ciudades, con diferencias con los barrios ricos que podrían ser propias a las que se dan entre países del norte y del sur global. Gente de la misma ciudad, separados por pocos kilómetros, o incluso metros, pero que viven entre 10 y 20 años menos que sus vecinos.

En Seúl, una de las ciudades más ricas del mundo, sede de grandes corporaciones tecnológicas y automovilísticas como Samsung, LG o Hyundai, todavía existen zonas muy pobres que no se han beneficiado de la riqueza de la ciudad que ayudaron a crear, como es el caso del barrio de chavolas de Guryong Village.

Esta zona se creó a raíz de los desahucios masivos que realizaron las autoridades durante el desarrollo urbano producido con la excusa de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. Las obras que crearon la zona olímpica y prepararon los accesos a ella, destruyeron grandes cantidades de vivienda y supusieron el realojo de 720,000 personas en Seúl e Injon, tal como comenta Mike Davis en su libro “Planet of Slums”, muchas de las cuáles acabaron aquí.

Instalaciones del Parque Olímpico de Seúl, donde
tuvieron lugar los Juegos Olímpicos de 1988

En Seúl, una de las ciudades más ricas del mundo, se encuentra el barrio de chavolas de Guryong Village.

Imágenes de Guryong Village, Seúl.

Esta zona se creó a raíz de los desahucios masivos que realizaron las autoridades durante el desarrollo urbano producido con la excusa de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.

El barrio se encuentra ubicado en la zona rica de Gangnam. Está a 20 minutos andando del complejo de rascacielos Samsung Tower Palace, un grupo de 7 edificios con residencias de lujo para la gente con mayor poder adquisitivo de la ciudad y perfectamente visible desde Guryong Village. Se esperaba que el barrio fuera derruido en 2015 para dar lugar a la construcción de residencias de lujo y se desplazara de nuevo a sus habitantes pero, de momento, el barrio todavía sigue ahí, con una población formada sobretodo por personas mayores que habitan infraviviendas hechas con chapa y madera, con canalizaciones de agua y alcantarillado pésimas y teniendo que soportar temperaturas por debajo de los -10º C en invierno. Mientras, en la carretera de enfrente, sus ricos vecinos se pasean con exclusivos Maseratis, en un recordatorio constante de que el problema no es la falta de dinero sino de voluntad política.

Casas alrededor de la vía del tren que
atraviesa Khlong Toei, Bangkok.
Un habitante de Khlong Toei, Bangkok.

En Khlong Toei, el barrio de chavolas más grande de Bangkok, viven en pequeñas casas de chapa unas 100,000 personas.

En Bangkok, al lado del río Chao Phraya pero alejado de los lujosos hoteles y de los templos perfectamente conservados para el turismo y los expats (como gustan llamarse las clases medias y altas del norte global que vienen a vivir una temporada a la ciudad) encontramos el distrito de Khlong Toei. Entre las instalaciones portuarias que hay en el río, la parte inferior de la autopista Chaloem Maha Nakhon Expressway, el muy contaminado canal de Khlong Toei y los deteriorados bloques de edificios del distrito, se levanta el mayor slum de Bangkok.

Mientras se sigue gastando grandes cantidades de dinero en construir hoteles, nuevos edificios y grandes centros comerciales en lugares de interés turístico donde es posible conseguir mayores beneficios, Khlong Toei continua funcionando y desarrollándose únicamente gracias al trabajo de sus habitantes.

Un barrio de chavolas muy apretadas, muchas de ellas alejadas de cualquier rayo de sol y atravesadas por una vía de tren donde viven en pequeñas casas de chapa unas 100,000 personas. A este barrio de gran densidad, lo han condenado a vivir de espaldas a todas las renovaciones y construcciones que no paran de hacerse en la ciudad. Mientras se sigue gastando grandes cantidades de dinero en construir hoteles, nuevos edificios y grandes centros comerciales en lugares de interés turístico donde es posible conseguir mayores beneficios, Khlong Toei continua funcionando y desarrollándose únicamente gracias al trabajo de sus habitantes.

Imágenes de Khlong Toei, Bangkok.
Imágenes de Khlong Toei, Bangkok.

Y por si fuera poco, encima tienen que soportar los tours turísticos que Lonely Planet, la guía de viajes colonial que nos dice que ver y que no ver cuando estamos de viaje, oferta desde su página web. Un recorrido de tres horas y media por el slum de Khlong Toei, con guía y transporte desde un hotel céntrico y alejado. Tiempo suficiente para que las clases medias-altas internacionales con ganas de experiencias “auténticas” puedan hacer turismo en la pobreza y poder volver al hotel a darse una ducha, limpiarse cualquier rastro de miseria y salir purificado en busca de un delicioso pad thai que llevarse a la boca. Pornografía de la pobreza con fines meramente económicos.

El barrio de Ciudad Meridiana de Barcelona, se empezó a construir en 1963 durante el mandato del alcalde franquista José María de Porcioles, en unos terrenos que inicialmente debían acoger un cementerio pero que se desestimaron por ser demasiado húmedos.

Edificios de Ciudad Meridiana, Barcelona.
Barrio de Ciudad Meridiana, Barcelona.

En la turistificada y moderna Barcelona, centro de negocios y ciudad creativa de referencia y un importante destino de residencia para los trabajadores de clase media y alta de todo el mundo, podemos encontrar, lejos del centro turístico, escondido de la mirada de sus visitantes, uno de sus barrios más marginados y olvidados. El barrio de Ciudad Meridiana, del distrito de Nou Barris, se empezó a construir en 1963 durante el mandato del alcalde franquista José María de Porcioles, en unos terrenos que inicialmente debían acoger un cementerio pero que se desestimaron por ser demasiado húmedos.

Tal como comenta Cecilia Vergnano (en un artículo publicado en la web de la OACU) la promotora inmobiliaria, Urbanizaciones Torre Baró S.A. presidida por Joan Antoni Samaranch, fué la encargada de construir el polígono de viviendas sobre los terrenos que el financiero Enrique Banús había comprado en los años 50.

Imágenes de Ciudad Meridiana, Barcelona.

Con una población en torno a los 10,000 habitantes, es uno de los barrios más empobrecidos de la ciudad y se hizo desgraciadamente conocido, en los medios de comunicación, por ser el que más desahucios tenía de todo el país.

Un vecino mira el barrio de Ciudad Meridiana
desde la calle Perafita.

Este barrio de empinadas calles y difícil acceso tiene, según el departamento de estadística del ayuntamiento de Barcelona, un índice RFD (Renta Familiar Disponible) de 34,5 siendo la media de Barcelona de 100 y, la del barrio de Pedralbes, uno de los más ricos de la ciudad, de 250,5. Con una población en torno a los 10,000 habitantes, es uno de los barrios más empobrecidos de la ciudad y se hizo desgraciadamente conocido, en esos medios de comunicación nacional amantes de las estadísticas catastróficas, por ser el que más desahucios tenía de todo el país. Aquí, tanto las empresas constructoras como los bancos se han lucrado a costa de vender pisos en malas condiciones y muy por encima de su valor a familias con pocos recursos.

Y aunque el problema de la vivienda es el más preocupante de todos no es el único que le afecta. A parte de los bajos ingresos que padecen muchos de sus habitantes y, de los problemas asociados, hasta hace poco, el barrio había estado sin conexión por metro con la ciudad y todavía tiene unas instalaciones comunes muy desatendidas, tal como denuncian desde la Asociación de Vecinos de Ciutat Meridiana.

En Addis Abeba, a pesar del desarrollo económico que ha vivido durante estos últimos años, la presencia de barrios de chavolas, de infraviviendas y de pobreza en general sigue estando presente en gran parte de la ciudad.

Viviendas hechas con chapa y madera en la zona de Piazza, Addis Abeba.
Viviendas de chapa al lado de un rio,
Addis Abeba.

Si bien en las ciudades globales más ricas del mundo podemos hablar de barrios marginados, en las ciudades con menos recursos económicos esto es algo más generalizado. En Addis Abeba, a pesar del desarrollo económico que ha vivido durante estos últimos años, la presencia de barrios de chavolas, de infraviviendas y de personas en situación de pobreza en general es común en gran parte de la ciudad. No obstante el funcionamiento que se da en estas ciudades sigue siendo el mismo que en el resto del mundo: actuaciones urbanas para obtener beneficios en lugar de ocuparse primero de sus habitantes. Esto explicara porqué se ha realizado la enorme obra de ingeniería para construir el tranvía que atraviesa la ciudad en lugar de dedicar todo ese dinero a aportar soluciones reales para sus habitantes.

Independientemente de la capacidad económica de las ciudades, las formas de desarrollo son similares en todo el mundo y, los desplazados y olvidados son siempre las personas que menos poder adquisitivo tienen.

Tiendas en la zona de Merkato, el mayor mercado al aire libre de África, Addis Abeba.

Independientemente de la capacidad económica de las ciudades, las formas de desarrollo son similares en todo el mundo y, los desplazados y olvidados son siempre las personas que menos poder adquisitivo tienen.