“El fetichismo y la ciudad” en apuntes de clase de La Marea

Publicado el 10 de Octubre del 2018.

https://apuntesdeclase.lamarea.com/audiovisual/el-fetichismo-y-la-ciudad/

Marx se refería al fetichismo de la mercancía para señalar cómo los objetos que compramos esconden las relaciones de producción sobre las que han sido creados, no pudiendo darnos cuenta, al ver una camisa de Zara, por ejemplo, que ha sido elaborada gracias a la explotación internacional que las corporaciones hacen de la clase trabajadora. Algo parecido podemos encontrar tras esta imagen del parque del Cincuentenario de Bruselas, ubicado justo al lado de la Comisión Europea y que, tras sus cuidados jardines y su utópica apariencia, propia del ideal de ocio y descanso blanco burgués de las ciudades europeas, esconde también las relaciones de poder sobre las cuales se desarrolla.

Entre ellas, esconde, por ejemplo, los miles de desahucios y deudas provocadas a las personas de clase trabajadora sobre las que descansa la fortuna de Goldman Sachs o Merrill Lynch, cuyas oficinas, dedicadas a ejercer actividades de lobby en el Parlamento y en la Comisión Europea, se encuentran a unos pocos minutos a pie de este parque*. También esconde los intereses de BlackRock, el mayor fondo de inversión del mundo, o de Google, Facebook, Amazon, Shell, BP o Basf, entre muchas otras empresas ubicadas al lado de esta escena y que se centran en obtener beneficios para sus accionistas y directivos a costa del interés general.

La cara bonita y cool de las ciudades, creada para ser disfrutada por los privilegiados profesionales que se pueden permitir una vida de mayor consumo y seguridad, se asienta así, sobre la explotación que, entre otras cosas provoca, solamente en España, 167 desahucios al día.

* Datos del informe ‘Lobby planet’, del Corporate Europe Observatory.