“La ciudad como valla publicitaria” para Apuntes de clase de La Marea.

Un restaurante de la cadena McDonald’s, en Times Square, Nueva York.

Publicado el 15 de Noviembre del 2018.

https://apuntesdeclase.lamarea.com/audiovisual/la-ciudad-como-valla-publicitaria/

 

En el capítulo 15 millones de méritos de la popular serie de televisión Black Mirror, vemos al protagonista asaltado constantemente por anuncios que ocupan todas las paredes de su dormitorio. Imágenes a todo volumen que no paran de interrumpirle y molestarle y de las que solo puede escaparse si abona una cantidad de dinero durante el anuncio.

Aunque todavía no llegamos a esta distopía planteada por la serie, basta con darse una vuelta por cualquier ciudad para comprobar lo presente y normalizada que tenemos la publicidad en nuestro entorno. Desde las grandes lonas que cubren los edificios hasta los pasillos del metro, las marquesinas de los autobuses, los propios trenes y autobuses rotulados por entero, los taxis, las vallas publicitarias que aparecen en las cercanías de las autopistas y en los pocos solares que todavía quedan disponibles en las ciudades, los coches anuncio, los aeropuertos y la publicidad invasiva de tiendas y centros comerciales.

Publicidad que nos rodea de mensajes destinados únicamente a potenciar nuestro consumo y modificar nuestros hábitos e intereses, con el único objetivo de satisfacer las cuentas corrientes de las empresas anunciadas y que nos asalta a cada paso que damos sin que podamos librarnos de ella en ningún momento.

Contaminación visual y privatización del espacio en ciudades en las que somos meras personas consumidoras.